Indice:/Vamos, Granada: El Plan de Movilidad debe resolver nuevos retos, Granada no se puede quedar atrás

Vamos, Granada: El Plan de Movilidad debe resolver nuevos retos, Granada no se puede quedar atrás

Por | 2018-05-10T12:49:38+00:00 10 mayo , 2018|Granada conectada, Movilidad, Prensa|Sin comentarios

El plan de movilidad debe afrontar retos como la coordinación con el ámbito metropolitano y resolver la densidad de tráfico y contaminación

En el Observatorio de Movilidad señalamos la necesidad de que la ciudad afronte el reto de una movilidad eficaz que resuelva los niveles insostenibles de tráfico y contaminación, y dé respuesta a la realidad actual. “Somos una ciudad de más de medio millón de habitantes con necesidades de transporte diarias en el ámbito metropolitano. Para plantear cambios que sean eficaces es necesario pensar la coordinación con ese ámbito. El Plan metropolitano de transporte lleva tiempo redactado, ¿a qué se espera para ponerlo sobre la mesa y coordinarlo con el Plan de movilidad de la ciudad, y poder disponer de espacios de intercambio entre medios de transporte, o de transbordo entre líneas, suficientemente amplios, y coordinar los tiempos y frecuencias?”.

Nuestra portavoz Marta Gutiérrez destacó la necesidad de cambios en el transporte urbano, considera que el que está proponiendo el PSOE va en el camino equivocado, empeora la situación de atasco y contaminación, y no resuelve los problemas que existen. El área Gran Vía – Reyes Católicos – Plaza del Carmen – Puerta Real es la zona con más capacidad de atracción de la ciudad, la que tiene más actividad. “¿De verdad queremos que Gran Vía y Reyes Católicos sean vías de tráfico por las que pasen ocho líneas de autobús, taxis, vehículos de reparto y de turistas camino de los hoteles? Esto empeoraría la situación del corazón de la ciudad, y además supondría un mayor colapso, aumentando con ello los tiempos de conexión entre los barrios a través de cualquier línea que atraviese el centro”.

Camino de Ronda podría ser el eje de conexión del área norte y el área sur, tal como lo está siendo el metro; para eso, es preciso garantizar las frecuencias y la fluidez de paso de los autobuses en esta vía, algo que no se hizo cuando se desviaron las líneas por la implantación de la LAC. El resultado fue que se añadía un cuarto de hora o incluso media en algunas horas del día, a cualquier trayecto que pasara por Camino de Ronda. Sin embargo, el metro consigue garantizar tiempos y frecuencias, y esto es porque va en una plataforma propia. La solución entonces es sencilla, la reserva de un carril en exclusiva para el transporte público y la sincronización de semáforos.

 Granada no puede ir en dirección contraria al resto del país, al resto de Europa, al resto del mundo. Debemos mirar y tomar lo mejor de otras ciudades donde se ha producido un progreso con una planificación de movilidad valiente y moderna. Ciudades como Pontevedra han reconquistado para los peatones espacios antes ocupados por los vehículos, con una red de aparcamientos gratuitos en el extrarradio, y calmado la velocidad al convertirse en la primera ciudad de España, y una de las primeras de Europa, en decretar zona 30 todo el ámbito urbano. Este tipo de decisiones han sido reconocidas con premios en medio mundo y han convertido Pontevedra en una referencia. Desde finales de 2016 la Gran Vía de Madrid se peatonalizó en su mayor parte: dejó dos carriles (uno por sentido) para vehículos autorizados. Hay cada vez más casos en los que, sobre todo, los cascos históricos se convierten en impermeables a los motores para hallar una solución “al conflicto entre calles que no estaban pensadas para los coches y la presencia masiva de éstos con el efecto de la exclusión de peatón” como en Gijón, Donostia, A Coruña, Melilla y Barcelona. “Granada no puede quedarse atrás y puede ponerse en valor a través de un plan de movilidad moderno y eficaz, hacer frente a los desafíos del mercado laboral desde la perspectiva de la movilidad que requieren determinados sectores, que no tienen centros de trabajo únicos, ni horarios fijos; y fomentar y apostar, encontrar nuevas fórmulas para, por ejemplo, ser pioneros en pasajeros con movilidad reducida”.

Deja tu comentario