El grupo municipal “Vamos, Granada” presenta la siguiente moción, con el objetivo general de avanzar hacia un modelo urbano, productivo y de convivencia centrado en las necesidades y el bienestar de las personas, y en concreto en los siguientes aspectos:

  1. Mejorar la cantidad y calidad de espacios verdes disponibles, y su orientación preferente al uso agrario lo que facilitaría la sostenibilidad de su mantenimiento y supondría beneficios sociales añadidos. Hemos de recordar que estamos lejos de cumplir la recomendación de 10m2 de espacios verdes por habitante recomendada por la Organización Mundial de la Salud, y que el estricto cumplimiento de los 4m2/hab establecido por la legislación andaluza, se hace en nuestra ciudad con una distribución desequilibrada, existiendo zonas de la ciudad que quedan lejos de ese mínimo, aunque se vean compensadas globalmente por otros espacios situados principalmente en las afueras de la ciudad.
  2. Fomentar la agricultura urbana y periurbana, por sus múltiples beneficios económicos, ambientales y sociales, tal como se desarrolló en la Iniciativa Mundial sobre la Agricultura Urbana y Periurbana de 1996 en que participaron diversas organizaciones de Naciones Unidas, como el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), el CIID (Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo), la FAO (Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación), el Banco Mundial, el NRI (Instituto de Recursos Naturales), UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), OMS (Organización Mundial de la Salud), CNUAH (Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos – Hábitat). Grandes ciudades a la vanguardia en el fomento de la agricultura urbana y de proximidad, como Nueva York o Londres, han mejorado sus indicadores de calidad de vida gracias a este tipo de iniciativas.
  3. Atender a una demanda social generalizada y creciente de acceder a huertos urbanos, que inicialmente se centraba en usos recreativos, de ocio y educativos, pero cada vez más es requerido por parte de colectivos de desempleados y para la inserción social. Prueba de ello es la lista de espera, que supera el centenar de personas, para acceder a uno de los huertos de ocio que ofrece el Ayuntamiento de Granada.

MARCO MUNICIPAL. Acuerdos previos:

Para abordar estos tres objetivos partimos de dos grandes acuerdos tomados a instancia de amplios colectivos y sectores sociales, y por unanimidad del Pleno, suponiendo la presente moción una propuesta de medidas concretas para avanzar en su cumplimiento:

  • La declaración institucional de apoyo a la Marcha por el Clima.
  • El Pacto por la Vega de Granada, al que el Ayuntamiento se adhirió en el Pleno Ordinario de septiembre de 2015, mediante una moción conjunta de todos los grupos municipales.

Concretamente, las medidas propuestas avanzarían en el cumplimiento de los apartados directamente relacionados con el uso y la gestión del suelo, aspectos en los que el Ayuntamiento tiene competencia y capacidad de regulación y acción directa.

Primero.- El Ayuntamiento llevará a cabo los cambios normativos necesarios para proteger los suelos agrarios de la Vega frente a cualquier uso no compatible con la actividad agraria, e iniciará los procesos de recuperación de los espacios degradados de la Vega, facilitando el uso social agrario de aquellos que sean de su titularidad.

Sexto.- El Ayuntamiento dispondrá de un catálogo de bienes patrimoniales de la Vega y de un plan para su recuperación y dinamización. El uso preferente será el productivo agropecuario y de turismo rural dentro del respeto al entorno paisajístico y usos tradicionales.

Y por último, el apartado noveno, referente a los huertos urbanos:

Huertos urbanos. “Con el fin de acercar la agricultura a los ciudadanos el Ayuntamiento facilitará el cultivo de solares y tierras de su titularidad a las personas y asociaciones que lo soliciten, y podrá avalar los contratos o las cesiones de tierras de titularidad privada destinada a este fin. Se tendrá especial sensibilidad con colectivos desempleados y para la inserción social.

ACCIONES

En relación a estos objetivos, es necesario consolidar y aumentar la disponibilidad de suelo libre para espacios verdes y uso agrario, y desarrollar los instrumentos adecuados de gestión del mismo, y concretamente:

  1. Restaurar y proteger los usos agrícolas de los suelos de Vega no edificados ni urbanizados.
  2. Proteger y ampliar los espacios verdes, regenerando espacios baldíos y poniendo en valor solares en desuso y suelos abandonados en el núcleo urbano.
  3. Fomentar en ambas situaciones el desarrollo de huertos urbanos, ampliando el actual enfoque hacia el carácter de ocio o educativo, a partir de una mayor disponibilidad de suelo, a otras vertientes de interés público, como el investigador o formativo, con especial atención al destino social de atención a colectivos desempleados y para la inserción social.

BENEFICIOS TRANSVERSALES

Una actuación conjunta en los tres sentidos propuestos, que adapte la normativa e incite la acción administrativa, siguiendo criterios sociales y ambientales, tendría beneficios enormes y cumpliría las siguientes funciones:

a.- Sociales: Atención a colectivos desfavorecidos, fomento de la calidad de vida, fomento de la relación y comunicación de los vecinos, contacto entre generaciones, fomento de la interculturalidad, promoción de la integración de jóvenes y adolescentes, fomento de una alimentación más saludable, mejora de la salud física y psicológica.

b.- Económicas: Promoción de la agricultura ecológica como fuente de creación de empleo, promoción del comercio local, fomento de la investigación en agricultura ecológica, mejora de la renta familiar y favorecimiento del ahorro.

c.- Educativas, pedagógicas y académicas: Fomento del aprendizaje relacionado con el entorno natural y permitiendo la colaboración con instituciones educativas. Funciones pedagógicas orientadas a la integración social.

d.- Medioambientales: Favorecer la creación de nuevos espacios verdes y protegiendo los ya existentes, difundir la agricultura ecológica frente al uso de pesticidas o transgénicos, fomentar el cuidado nuestros recursos más valiosos, la fertilidad de nuestros suelos, nuestros acuíferos y la biodiversidad.

e.- Urbanísticos: Permitir la regeneración de espacios y poniendo en valor solares en desuso. En este sentido, la calidad visual de los huertos puede mejorar el paisaje urbano y crear un valor añadido en las zonas en las que se decida su implantación.

HERRAMIENTAS

El Ayuntamiento cuenta con tres herramientas a través de las que implementar los cambios que planteamos en esta moción: PGOU, Ordenanza de Huertos Urbanos y acción administrativa.

El Plan General de Ordenación Urbana, que data de 2001, requiere una revisión para la que es un punto de partida ineludible la innovación necesaria para “proteger los suelos agrarios de Vega” e “iniciar los procesos de recuperación de sus espacios degradados”.

En Granada existe también una Ordenanza que regula la creación de huertos, dicha ordenanza limita su ámbito de aplicación a los huertos recreativos y a un colectivo concreto, el de las personas mayores, mencionando sólo de pasada la posibilidad de incluir objetivos más amplios. Es necesaria una ampliación en objetivos y en destinatarios.

También vamos a instar a esta administración la realización de una serie de acciones, de carácter transversal e interdisciplinar que promuevan, desde las distintas áreas del Ayuntamiento, la creación y el mantenimiento de los huertos, espacios verdes y usos agrarios del suelo en un sentido más amplio que el que permite la actual normativa.

Para alcanzar el objetivo anterior, se propone el desarrollo de las herramientas normativas municipales y las acciones administrativas que sean necesarias, y concretamente adoptar el siguiente

ACUERDO DEL PLENO

  1. Revisar la normativa municipal al objeto de cumplir el Pacto por la Vega y recuperar los suelos disponibles para huertos urbanos, espacios verdes y uso agrario.
    1. Encomendar al Área de Urbanismo de un estudio para la Innovación del PGOU o el instrumento que se determine procedente en cada caso, con objeto de recuperar los suelos de Vega para el uso agrario, para el que se proponen los siguientes pasos:
      1. Inventario de suelos no desarrollados o con instrumento de planeamiento de desarrollo pero no urbanizados.
      2. Análisis del grado de transformación y de desarrollo legal y físico de los suelos inventariados
      3. Contacto y acuerdo participado con la propiedad para analizar la viabilidad y oportunidad de la modificación, para que sea efectiva la recuperación del uso.
    2. Desarrollar en la regulación de usos el de huerto urbano de uso privado o público en los suelos urbanos y urbanizables desarrollados, e incorporarlo como compatible para todos los usos globales. El efectivo desarrollo de este uso garantiza la adecuada conservación del espacio, por lo que eximirá de la incorporación del solar al Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas (REMSER), en tanto no se determine la necesidad de destinarlo a otro uso mediante edificación o no, por motivos de interés público.
  2. Desarrollar instrumentos de gestión:
    1. Crear un banco de tierras municipal de suelos públicos y privados para destino de espacio verde o agrario, con especial atención a los bienes patrimoniales públicos y privados:
      1. Realizar un inventario municipal de espacios públicos disponibles. Se tendrá en cuenta a la hora de realizar el inventario la localización, la calificación urbanística actual del suelo, los posibles usos, el tamaño de las parcelas, las infraestructuras y equipamientos necesarios para su adaptación y aquellos otros elementos que sean necesarios.
      2. Adoptar medidas para fomentar y facilitar la incorporación de suelos de particulares, y en especial de bienes patrimoniales de la Vega.
    2. Redactar una Ordenanza de Huertos Urbanos:
      1. Modificar de la denominación, objeto, ámbito de aplicación y desarrollo normativo de la actual Ordenanza de Huertos de Ocio para permitir articular un proyecto amplio de huertos urbanos, sociales y ecológicos. Concretamente, se insta la ampliación de la finalidad y los destinatarios de los huertos.
      2. Analizando previamente:
        1. La ordenanza de Huertos de Ocio actual, sus limitaciones y aciertos.
        2. Las experiencias en otras ciudades, o de otras administraciones en Granada (como la de Nortelanos por parte de AVRA).
        3. Las observaciones, sugerencias y necesidades de quienes han participado de estas experiencias, y de quienes han solicitado acceder a un huerto.
  3. Coordinar interna y externamente.
    1. Acompañar las anteriores medidas de una acción administrativa transversal, interdisciplinar y coordinada que permita el cumplimiento de los objetivos planteados. Implicar a cuantas administraciones y entidades puedan aportar experiencias, iniciativas y recursos disponibles (terrenos, herramientas de gestión, formación) para la promoción y gestión de huertos urbanos, como la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA), la Universidad de Granada, y otros propietarios de suelo y bienes agrarios patrimoniales como el Ministerio de Defensa o la Iglesia Católica.
  1. Desarrollar proyectos piloto en el Cortijo de la Nocla y en el Cortijo de los Cipreses, bienes patrimoniales de propiedad municipal ubicados las dos grandes áreas de Vega que, en muy diferente situación de uso, conservación, estructura legal y de propiedad, aún quedan en el término municipal de Granada, con los criterios establecidos en el apartado sexto del Pacto por la Vega.

Descargar (PDF, 36KB)

Descargar (PDF, 43KB)

Descargar (PDF, Desconocido)