Indice:/Hacia la municipalización del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos en Granada

Hacia la municipalización del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos en Granada

Por | 2018-06-28T12:44:43+00:00 28 junio , 2018|Mociones, Pleno Granada|1 comentario

La limpieza viaria y la recogida de residuos es uno de los servicios que deben prestar obligatoriamente todos los municipios, son competencia local propia y en municipios de más de 20.000 habitantes deben ser prestados por los ayuntamientos (art. 25 y 26 de la LRBRL).

Se trata de uno de los servicios más importantes, tanto por el volumen de recursos que requiere, como por su incidencia en la calidad de vida en la ciudad en diversos aspectos, como la salud, el medioambiente, o en la imagen y la calidad urbana. Las calles limpias y una buena gestión de la recogida de residuos es uno de los aspectos más valorados por la ciudadanía, además de que, tal como demuestran numerosos estudios, cuando una ciudad está limpia y cuidada, habitantes y visitantes responden manteniendo mejores hábitos y mayor respeto y cuidado de los espacios públicos.

En nuestra ciudad, ambos servicios son prestados mediante un contrato que data de 1970, inicialmente con la mercantil SERCON, S.A., que posteriormente pasó a INAGRA (Ingeniería Ambiental Granadina, S.A.) constituida por los mismos socios fundadores en 1985. La empresa pertenece desde 2004 al grupo Ferrovial y el Ayuntamiento tiene actualmente en ella una participación del 20%. El contrato ha tenido diversas modificaciones y prórrogas, la última finaliza el 31 de diciembre de 2020.

Se trata del contrato de mayor cuantía del Ayuntamiento, rondando un importe anual de 40 millones, repartido prácticamente a partes iguales entre el coste de la limpieza viaria y la recogida de residuos. Este último servicio se paga mediante tasa municipal.

Un análisis comparativo con otras ciudades de nuestro entorno sobre los costes del servicio, así como del importe medio de la tasa que pagamos en Granada, nos muestra datos preocupantes. En cuanto a la recogida de residuos, tenemos el máximo coste por contenedor y por habitante de todas las capitales de provincia de España, y la tercera tasa más cara. Respecto a la limpieza viaria, los datos no son mucho mejores.

Estos altos costes no se traducen en una excelencia en la calidad del servicio, ni de las condiciones laborales de la plantilla. La modificación del contrato aprobada por la Junta de Gobierno Local en 2010 trajo consigo una reordenación del servicio con la consecuencia de una merma de calidad que no afectó a todos los barrios por igual, y que precarizó la situación de una gran parte de la plantilla, que pasó a tener contratos variables con horarios y descansos imprevisibles, generando, además de una merma salarial, incertidumbre y dificultades para la conciliación laboral. Tenemos por tanto una situación de agravio y desigualdad entre barrios y también dentro de la plantilla.

Cuando quedan poco más de 2 años para que finalice un contrato que ha durado casi medio siglo, es necesario evaluar el modelo que tenemos, mirar alrededor, hacia las mejores referencias, y prepararnos para poder optar por la mejor gestión.

Son muchos y de diverso signo político los equipos de gobierno municipales que han optado o están explorando la municipalización de los servicios de limpieza, al ser contratos con un volumen tal, que permite amortizar inversiones y disponer de plantillas adecuadas para responder al servicio ordinario y a las eventualidades.

En Córdoba el servicio se presta por SADECO, una empresa municipal 100% pública. Un reciente estudio muestra cómo su modelo de gestión obtiene resultados mejores que la media nacional en todos los aspectos. En relación a nuestra ciudad, es aún si cabe más dolorosa, ya que no sólo reciclan mucho más, sino que el coste del servicio llega más de un 40% más barato que en Granada.

En Málaga, después de un largo tiempo de debates y estudios, el alcalde ha anunciado recientemente la decisión de su gobierno de emprender la municipalización total de LIMASA, por razones de mejora de la productividad y de ahorro que cifran en más de 12 millones de euros anuales.

Por último, se han aprobado recientemente directivas europeas para avanzar en los objetivos de la economía circular en materia de residuos, que serán transpuestas en breve a la legislación española y andaluza, lo que obligará a los Ayuntamientos a afrontar nuevos retos en los próximos años deberemos, por lo que necesitaremos un modelo flexible que no esté sujeto al corsé de unos pliegos en los que cualquier cambio sea aprovechado por la empresa privada para aumentar sus ingresos por modificación de contrato.

Por todo ello, la próxima finalización de este contrato de 1970 que nos mantiene anclados en el pasado, es una oportunidad para tomar la mejor decisión sobre la futura gestión, y prepararnos para llevarla a cabo. Para ello, proponemos al pleno los siguientes

Acuerdos:

  1. Encomendar al área la realización con medios propios o asesoramiento externo, una evaluación de la calidad y el coste de los actuales servicios de limpieza y recogida de residuos, mediante comparativa con otras ciudades de similar población y extensión, y al menos con las capitales de provincia andaluzas, atendiendo al modelo de gestión pública o privada, mediante contrato, concesión o empresa participada.

  1. Realizar el estudio de viabilidad de las distintas opciones para la municipalización de estos servicios, sea la conversión de INAGRA en empresa 100% municipal, o mediante la creación de una nueva empresa municipal.

  1. Establecer un cauce de colaboración institucional y técnico con el Ayuntamiento de Córdoba que permita disponer de información directa sobre la gestión de SADECO y las posibilidades de réplica de su modelo en nuestra ciudad, así como con el de Málaga para conocer los estudios económicos y técnicos de su gestión actual y la que proyectan para el futuro.

Foto de “El Independiente de Granada”

Granada 21 de junio de 2018

Marta Gutiérrez Blasco

Portavoz del grupo municipal “Vamos, Granada”

Descargar (DOCX, 48KB)

Un comentario

  1. Antonio 08 julio 2018 en 12:32 - Responder

    Esto sería lo correcto para el bien de la ciudad y para el bien de la plantilla pues trabajarían con más tesón y alegría de saber que están trabajando desde su ayuntamiento para el ciudadano directamente y no dejando el beneficio a una empresa que solo mira por su bienestar y ganancia sin tener en cuenta al trabajador y menos al ciudadano

Deja tu comentario