Hoy hemos abordado dos temas que consideramos fundamentales para mantener nuestra democracia y nuestra ciudad en un buen estado de salud, con Marta Gutiérrez, nuestra candidata a la alcaldía y Mayte Olalla, número dos en nuestra candidatura a las municipales de 2019.

Por un lado, hemos sabido que la Audiencia Provincial de Granada ha desestimado los recursos de apelación interpuestos por los investigados en el Caso Emucesa. Recordamos que se inició un procedimiento penal, donde actualmente estamos personados, en los juzgados a raíz de una denuncia que interpusimos en Fiscalía por la que se investiga un posible delito de malversación de caudales públicos donde se pagaron 300.000 euros que salían del bolsillo de los granadinos para pagar a cinco personas que no habrían aparecido por la empresa, tal y como recogía el informe del gerente de la empresa.

Para nosotros la resolución de la Audiencia nos resulta agridulce. Es positiva porque confirma que hay indicios de delito suficientes y no hay motivo para el sobreseimiento pero es agria porque también sigue adelante con la consideración del gerente como investigado, que es precisamente la persona gracias a la que se pudo conocer los hechos. Creemos que esto es algo que por desgracia se repite en muchos casos de corrupción, y que creemos se debe abordar con leyes de protección de denunciantes y testigos de casos de corrupción, es algo que se está tramitando en diferentes comunidades autónomas y también por la Unión Europea y creemos que es vital para mantener nuestra democracia en buen estado de salud.

Recordamos lo que se está investigando y que la audiencia detalla y confirma: se trata de un posible delito de malversación de fondos públicos y prevaricación ya que son decisiones tomadas por cargos públicos, y contratos pagados con dinero público. También detalla la audiencia que los contratados no acudieron a su lugar de trabajo salvo para firmar el contrato o las nóminas y que no existe ni una sola prueba escrita de que realizaran algún trabajo.

Criticas a la elección de dirección de la Alhambra

Por otro lado, nos encontramos con que el nuevo gobierno andaluz mantiene los viejos métodos para la designación de altos cargos, y en concreto de uno de importancia capital, el puesto de dirección del Patronato de la Alhambra y el Generalife. Se han confirmado así las sospechas de que se repitiera el enchufismo que tanto ha criticado el tripartito y que los andaluces y granadinos vienen sufriendo durante 36 años de gobierno del PSOE de Andalucía. Aparte del incumplimiento flagrante de las promesas electorales de los partidos que lo forman, la cuestión es que se siguen manteniendo dos graves carencias que han lastrado la gestión de la Alhambra.

En primer lugar, queda seriamente comprometida la independencia de la dirección en el ejercicio de sus funciones. Si su nombramiento depende de una decisión política, que al final resulta ser del partido de turno, también depende su cese, y por tanto sus capacidad de acción y decisión quedarán limitadas y condicionadas por los intereses de aquellos en cuyas manos está esa decisión de partido.

En segundo lugar, este viejo método no garantiza la capacidad y competencia de la persona designada. Sólo una selección basada en criterios objetivos de mérito y capacidad garantiza el resultado. Y ese resultado es de gran transcendencia cuando hablamos del puesto al que se encomienda una gestión de máxima importancia, responsabilidad y complejidad como es la del conjunto de la Alhambra y el Generalife.

Defendemos que, como corporación municipal, representantes de todas las granadinas y granadinos, no debemos permanecer impávidos mientras los partidos, desde sus cúpulas en Sevilla y Madrid, utilizan a su antojo y para sus intereses los puestos desde los que se toman las decisiones más importantes para Granada, y para un patrimonio de importancia mundial del que también somos responsables.

Por todo lo cual habíamos propuesto al Pleno exigir al gobierno de la Junta de Andalucía que rectifique respecto a la designación de la dirección del Patronato de la Alhambra y el Generalife, y proceda a iniciar y realizar a la mayor brevedad un proceso selectivo conforme a los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad que deben regir en la función pública, para que la gestión de nuestros recursos y patrimonio la hagan las personas más preparadas.

Esta moción no se podrá tratar en el Pleno de marzo porque Luis de Haro la ha bloqueado. La hemos ofrecido al resto de grupos municipales, por si la querían presentar en su cupo – PSOE podía – y no lo han hecho. Así que se confirma una vez más que PP y PSOE públicamente se confrontan en medios de comunicación con acusaciones cruzadas pero a la hora de la verdad, siguen las mismas prácticas de falta de transparencia y enchufismo.

 

Descargar (PDF, Desconocido)