La responsabilidad del socio de gobierno es clara y Ciudadanos deberá responder por su apoyo al Alcalde en contra del cambio

“Desde Vamos Granada hemos venido señalando que situaciones como ésta podían suceder. La gestión de algunas áreas, como la de urbanismo, ha sido más que dudosa. Cuando se gestiona lo público en base a los intereses privados de unos pocos y no del interés general de la gente de Granada estás cosas siempre pueden pasar”.

La portavoz del grupo municipal, Marta Gutiérrez ha declarado que la justicia está haciendo su trabajo y será la que determine si se ha sobrepasado la línea de la legalidad urbanística; independientemente de ello, el grupo señala que esta situación surge de una gestión política en la que se han dispuesto los recursos públicos para los intereses de un uno por ciento de la población, a costa del bien de la mayoría, del 99 por ciento, generando pobreza y desigualdad en nuestra ciudad. Marta Gutiérrez ha señalado que existe una responsabilidad política clara, de la que tiene que responder el equipo de gobierno, y que el grupo considera que está inhabilitado para gobernar.

Vamos, Granada señala también la responsabilidad política de sus socios de gobierno y concretamente de Luis Salvador, de Ciudadanos, que con su voto apoyó la continuidad de este gobierno durante todos estos meses, habiendo sido su partido los únicos en Granada que no lo vieron venir. “Por fortuna, vivimos en un Estado de Derecho en el que funciona la separación de poderes. Ahora mismo es el momento de dejar trabajar a la justicia y estamos esperando conocer todos los detalles, pero adelantamos que si se confirma la gravedad de este caso, que nos personaremos en la causa”.

Llevamos tiempo planteando que hace falta un cambio que permita desarrollar el potencial que tiene Granada. Es necesario, más que nunca, limpiar el nombre de la ciudad y trabajar por el bien común, que los responsables de todo esto se hagan a un lado y dejen trabajar a las fuerzas del cambio.