Mi compromiso con Vamos, Granada ha crecido desde 2015. Han sido años muy intensos, de un activismo tenaz y contínuo, y es ahora cuando, después de atravesar un periplo difícil y complicado, y, haber aprendido de la mano de un equipo de gente que mantiene y construye un proyecto de ciudad coherente, me animo mucho más a seguir participando activamente en Vamos, Granada. Desde dentro, empujando como mejor sé hacerlo, de una forma amable, cuidadosa y muy generosa. Cualidades que me caracterizan; y poniéndolas en valor hacia el bien común de esta maravillosa ciudad que es Granada. Lo personal es político, y, lo personal poniendo en valor la diversidad, la igualdad y la afectividad es un camino ilusionante, donde me identifico, y me animo a seguir.