El pasado viernes 26 de octubre, dos trabajadores del grupo municipal Vamos, Granada recibieron la notificación de su cese por un documento firmado por el alcalde y entregado por un funcionario.

Pilar Rivas había ordenado los despidos de dos de los asesores del grupo sin informar, ni tratar esta decisión con la otra concejal de su propio grupo, ni los órganos de dirección de la formación, ni hablarlo con los propios trabajadores, que como hemos dicho han conocido su cese por un correo electrónico y una notificación firmada por el alcalde y entregada por un funcionario. Se ha querido terminar de este modo con más de dos años de trabajo intenso y dedicado por parte de los asesores para consolidar el proyecto de Vamos, Granada en el Ayuntamiento

Estos despidos se producen apenas tres días después de que Pilar Rivas perdiera la votación sobre la portavocía del grupo en la Asamblea General de Vamos Granada. Tras lo cual, en lugar de aceptar la decisión democrática de la Asamblea, la concejal ha utilizado la portavocía usurpada de forma ilegítima para ejecutar estos despidos, en un acto de “juego sucio” y un abuso de poder indigno de un cargo público de Vamos, Granada.

Recordamos que los trabajadores del grupo municipal han continuado en todo momento su trabajo de apoyo a los concejales de Vamos, Granada manteniendo una absoluta neutralidad en la crisis institucional del grupo, en una clara muestra de profesionalidad, honorabilidad y de un alto sentido de la responsabilidad, sin que exista un sólo motivo objetivo para su despido tras dos años de trabajo intenso y dedicado para consolidar el proyecto de Vamos, Granada en el Ayuntamiento.

El proceder de Pilar Rivas, al despedir de forma fulminante a dos trabajadores, sin realizar previamente una evaluación objetiva sobre su desempeño, contradice completamente nuestra postura sobre derechos laborales y el respeto a la independencia profesional de los técnicos.

Exigimos a Pilar Rivas la restitución en sus puestos de los trabajadores, consideramos que se ha extralimitado en sus competencias en un claro uso indebido de la portavocía de un grupo municipal además de no tener ninguna consideración por los derechos laborales y el trato personal y humano que creemos se debe a todo trabajador.

Esperamos la rectificación inmediata por parte de Pilar Rivas, en caso contrario emprenderemos las acciones legales que correspondan para restituir la integridad del proyecto. Expresamos nuestra solidaridad por los trabajadores despedidos y nuestro apoyo, les pedimos disculpas por el daño producido tanto a ellos como a nuestros inscritos y seguidores por estas actuaciones contrarias a nuestro concepto de respeto y proceder. 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *