Hoy, en su desesperación, Luis Salvador nos ha acusado de ser el sostén del equipo de gobierno. Dice esto porque Marta, Pilar y Luis han votado a favor de tres peticiones que varios colectivos y ciudadanos particulares han hecho al área de urbanismo y que creemos que eran de justicia. También hemos apoyado el cumplimiento de una sentencia judicial y garantizar los derechos de dos funcionarios que pedían una compatibilidad.

Entendemos que alguien pueda no estar de acuerdo con nosotros, la discrepancia es respetable en política y las posiciones de voto hay que explicarlas. La paradoja, y esto es lo que nos frustra, es que un Luis Salvador furibundo nos ha acusado de hacer exactamente lo mismo que ha hecho él, ¡que también ha votado a favor!

La nueva Ley de Transparencia, ya en vigor y que obliga a grabar los plenos, tiene el “problemilla” de que te deja muy mal si luego sales a la rueda de prensa a contar una película distinta. Esto es lo que ha pasado hoy con Ciudadanos, han mentido sólo para difamarnos.

Seguimos trabajando para que haya un cambio real en la política de Granada, esta ciudad sufrida en la que una estupenda moción de espacios verdes, huertos urbanos y sociales y desarrollo del Pacto por la Vega apenas es noticia, aunque se apruebe por abrumadora mayoría. Os confesamos que a veces es difícil, con tanto ruido. ¡Seguimos!